LANDR BLOG

Creador de beats

Cómo usar samples en tus canciones sin echar a perder tu mezcla

Cómo usar samples en tus canciones sin echar a perder tu mezcla

Los samples siempre vienen bien. Son una de las herramientas más flexibles y útiles en cualquier fase de la producción musical. Pero mezclar samples puede resultar complicado…

¿Cómo puedo aislarlos e introducirlos en mi canción sin arruinarlo todo?

Los samples tienen muchas formas y tamaños, pero suelen necesitar algo de trabajo para ajustarlos a tu canción. Al fin y al cabo, la mayoría de samples ya han sido mezclados y masterizados anteriormente.

En esta guía sobre cómo mezclar con samples explicaremos los 6 pasos a seguir para limpiar, mezclar y preparar los samples para tus canciones.

1. Límpialos

Los samples contener un montón de ruido innecesario. Si escuchas un zumbido o siseo innecesario en tu samples, comienza por aplicar un noise gate.

El noise gate te ayudará a deshacerte del ruido y limpiar tu sample mucho antes de comenzar a hacer la mezcla.

El noise gate te ayudará a deshacerte del ruido y limpiar tu sample mucho antes de comenzar a hacer la mezcla.

 

En el original, hay un zumbido bastante intenso. Deshagámonos de él.

 

Gran parte del ruido se ha atenuado, con lo que tenemos un sonido más limpio.

Para terminar, usa un poco de expansión o compresión multibanda para optimizar ciertos rangos de frecuencias. Esto también servirá para reducir el ruido indeseado.

Así suena el mismo sample después de experimentar un poco con la expansión multibanda:

Por último, elimina cualquier silencio. A menos que se ajuste a tu canción, no existe ningún motivo para conservar las partes en la que no hay ningún instrumento, así que elimina toda la sección. Incluso si no oyes ningún ruido, es probable que haya alguno, y sencillamente no lo necesitas.

¡Y voilà! Estos sencillos trucos tienen una gran repercusión más adelante. un sample limpio hará que tu fase de mezcla más adelante resulte más sencilla, puesto que te evitará más de una batalla contra todo ese ruido.

Un sample limpio hará que tu fase de mezcla más adelante resulte más sencilla, puesto que te evitará más de una batalla contra todo ese ruido.

Si deseas ser aún más meticuloso con la limpieza, los editores de ondas de audio como Audacity son herramientas fantásticas para editar tus samples con gran precisión.

Úsalos para realizar un trabajo quirúrjico en tus samples y eliminar los pops o clicks que no deseas incluir en tu track final.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/12/The-Essential-Guide-to-Mixing-With-Samples-Cutting-1200x627.jpg

2. Recorta y loopea

Bien, ahora que has encontrado un sample y lo has limpiado, ¿qué es lo siguiente? Si tu sample se ajusta a tu canción en lo que al tempo y la tonalidad se refiere, y deseas usarlo de forma integral, ¡perfecto! Puedes pasar a la siguiente etapa.

Pero no todos los samples son perfectos desde el principio… La mayoría de veces tendrás que realizar algunos cambios en un archivo de audio para que todo suene a la perfección.

No todos los samples son perfectos desde el principio… La mayoría de veces tendrás que realizar algunos cambios en un archivo de audio para que todo suene a la perfección.

Recortar un beat

Recortar un beat te permite cortar un samples en varios fragmentos o golpes individuales, que puedes editar de forma independiente. Si ya has recortado un break de batería anteriormente, deberías conocer esta etapa.

Pero el recorte no es algo que se aplica únicamente a las baterías… Todos los samples cuentan con grandes beneficios creativos. Muchos DAWs te permiten trocear un sample de forma automática con resultados bastante consistentes. En este ejemplo, vamos a utilizar el Simpler de Ableton, pero los mismos conceptos se aplican a cualquier DAW.

Comienza por arrastrar y soltar un sample en la zona inferior (la zona gris) de una pista MIDI en Ableton—esto abrirá Simpler de forma automática.

A continuación, selecciona ‘Slice’ en la esquina inferior izquierda de Simpler. Debería aparecer algo así:

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/12/The-Essential-Guide-to-Mixing-With-Samples__0000_Slicing-it-up.jpg

Ableton busca automáticamente las transiciones del sample y recorta el loop en varios golpes. Ableton también asigna automáticamente cada uno de estos golpes a una nota MIDI, que puedes activar programando notas en tu DAW o con un controlador MIDI.

También puedes experimentar recortando el sample de forma manual para conseguir un control extra.

Con los fragmentos del break, también puedes probar a ordenarlos de otra forma para conseguir el groove que desees. ¡Así de sencillo! Una buena mezcla pasa, en primer lugar, por el uso de samples limpios y un buen arreglo. Al recortar tus samples, conseguirás todo lo necesario para encontrar el arreglo perfecto para tu canción.

Pero espera, aún hay más: ahora que todos los golpes individuales están separados, también puedes modificarlos, arreglarlos o editarlos de forma individual. Esto ofrece un mayor control sobre tus samples, lo cual es de gran ayuda a la hora de ajustarte a las necesidades de tu mezcla.

Crear loops

Otra forma genial de usarlos es arrastrar y soltar un loop (probemos con un vocal esta vez) y seleccionar ‘1-Shot’ en la barra izquierda de Simpler.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/12/The-Essential-Guide-to-Mixing-With-Samples__0001_Slicing-it-up-2.jpg

Simpler modifica el pitch del sample sin cambiar el tempo. Mueve los marcadores In y Out del loop para seleccionar la parte del vocal que deseas utilizar. Esto te permite usar cualquier parte del sample en el tono que desees.

3. Ecualiza tus samples

Ahora que ya tienes un sample limpio, recortado y listo para su uso, es el momento de hacer que encage en tu mezcla. Como gran parte de las etapas de mezcla, todo comienza con una buena ecualización.

En general, las reglas a la hora de ecualizar samples son las mismas que para cualquier otro sonido. Sin embargo, los samples suelen contener un mayor rango de frecuencias. Especialmente los samples de otras canciones o los samples de grabaciones de voz. Un rango de frecuencias demasiado amplio puede enturbiar tu mezcla. Por eso es tan importante aplicar una EQ adecuada en tus samples.

Estos son algunos ejemplos útiles para ecualizar ciertos samples:

    • Amplifica en 100Hz para añadir calor a un piano o a instrumentos de viento
    • Recorta alrededor de 400Hz para reducir el efecto “enlatado” de tus snares y bombos
    • Amplifica sobre 1.5KHz para añadir “punteo” a tu bajo
    • Recorta todas las frecuencias por debajo de 3KHz en un vocal para que “flote” por encima del resto de instrumentos
    • Amplifica sobre 7KHz para añadir ataque a los instrumentos de percusión
https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/12/The-Essential-Guide-to-Mixing-With-Samples-doubling-1200x627.jpg

4. Duplícalos

Duplicar un instrumento, es decir, utilizar dos instrumentos con la misma melodía, es una forma genial de ajustar un sample o darle cuerpo. Si encuentras las notas de la melodía de tu samples, puedes programar un sintetizador u otro instrumento MIDI y duplicar el sample para darle más presencia.

Por ejemplo, los samples de bajo ganan mucha profundidad cuando los duplicas usando otro sintetizador de bajo.

Así suena el sample antes de duplicar las notas con otro bajo:

Y así suena al superponer las mismas notas usando un buen bajo de sintetizador:

 

Esta técnica se suele emplear también en los sintetizadores digitales que, según los entusiastas de lo analógico, carecen de cuerpo.

La duplicación ofrece una gran flexibilidad en tu proceso de mezcla. En lugar de modificar solo el propio sample, también puedes añadir una EQ y unos efectos similares o diferentes al instrumento adicional.

Si llevas cuidado a la hora de elegir como duplicas (¡o triplicas!) un sample, puedes transformar o tallar un sample de forma que se ajuste a las necesidades de tu mezcla.

5. Observa la imagen de estéreo

Otro problema que los samples pueden provocar es el desequilibrio de la imagen de estéreo. Muchos samples provienen de canciones que han sido mezcladas y masterizadas anteriormente y que tienen una imagen de estéreo muy específica.

Cuando el tamaño de la imagen de estéreo de tu sample no se ajuste a tu canción, el sample no encajará correctamente—o aún peor, hará que tu producción suene centrada y minúscula.

Cuando el tamaño de la imagen de estéreo de tu sample no se ajuste a tu canción, el sample no encajará correctamente—o aún peor, hará que tu producción suene centrada y minúscula.

Para compensar la amplitud de estéreo de tus samples, necesitarás ampliar la imagen estéreo de tu canción, puesto que un sonido más amplio siempre suena mejor.

Ya hemos hablado anteriormente de la amplitud de estéreo en otro artículo, así que échale un vistazo si deseas mejorar tu imagen de estéreo.

Si tu sample sigue sonando demasiado amplio y resalta demasiado en la mezcla, prueba a convertirlo en mono y comprueba qué tal suena. El efecto Utility de Ableton tiene un parámetro Mono que funciona de maravilla.

Si tu problema persiste, o aún peor, tu sample suena fatal cuando lo conviertes en mono, vuelve a la etapa número 4 y prueba a duplicarlo.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/12/The-Essential-Guide-to-Mixing-With-Samples_Slicing_1200x627.jpg

6. Sé creativo

Una vez hayas acabado de lidiar con todos los detalles de preparación de tu sample para la mezcla, dedica un poco de tiempo a la experimentación.

El resampleo es el proceso de editar y aplicar efectos a un sample y volverlo a grabar como un nuevo sample (de ahí el nombre). Es una técnica común que aporta gran inspiración y posibilidades infinitas.

El resampleo ofrece resultados geniales y puede hacer que acabes utilizando trozos de tu samples en los que ni te habías fijado.

Una vez hayas grabado la nueva versión de tu sample, vuelve a soltarlo en tu samples y haz lo que te apetezca con él. Prueba a repetir este proceso varias veces y déjate llevar por las corrientes creativas.

El resampleo ofrece resultados geniales y puede hacer que acabes utilizando trozos de tu samples en los que ni te habías fijado

Para empezar, prueba estas técnicas de resampleo:

    • Cambia el pitch para obtener sonidos surrealistas
    • Dale la vuelta al sample
    • Ralentiza o acelera el sample de forma radical
    • Añade tus efectos favoritos, como phasing, flanging, ecos, delays, resonancia o filtros

Escucha un sample de Wavy.audio, incluido en el  pack #maelstrom:

Y ahora escúchalo después de haber cambiado la velocidad y utilizado técnica de resampleo:

Por supuesto. Se trata solo de una de las mil maneras que existen de hacerlo. No hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo. ¡Da rienda suelta a tu imaginación!

Trabaja tus samples

Personalizar un sample no suele resultar sencillo, pero las posibilidades son infinitas.

Con las técnicas mencionadas, estás totalmente equipado para utilizar todo el potencial creativo que ofrece el sampleo sin echar a perder tus mezclas. Simplemente recuerda que la mezcla siempre es lo más importante, así que usa samples que se ajusten a tu producción desde un punto de vista global.

¡Feliz sampleo!

Si necesitas packs de samples gratuitos para tus producciones, suscríbete al servicio de packs de samples gratuitos de LANDR, Wavy.audio. ¿Tienes tu propio pack de samples? ¡Envíanoslo si quieres que lo publiquemos en nuestra página!

Unlimited mastering &amp; distribution, 1200 royalty-free samples, 30+ plugins and more! <a href="https://join.landr.com/landr-studio/?utm_campaign=acquisition_platform_en_us_studio-generic-new-blog-ad&amp;utm_medium=organic_post&amp;utm_source=blog&amp;utm_content=left-hand-generic-ad&amp;utm_term=general">Get everything LANDR has to offer with LANDR Studio.</a>

Unlimited mastering & distribution, 1200 royalty-free samples, 30+ plugins and more! Get everything LANDR has to offer with LANDR Studio.

Joan

Amante del sampling, los breaks y el reconfortante calor del Rhodes. Responsable de la comunidad de LANDR en español. SoundCloud

@Joan

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes