LANDR BLOG

Inspiración

15 problemas comunes del productor musical moderno

15 problemas comunes del productor musical moderno

Supera los problemas en el estudio y conviértete en un mejor productor musical

Eres un productor musical amateur o llevas años en el mundillo. Llegas al estudio, lanzas el DAW, conectas el hardware y te dejas llevar por las corrientes creativas. Durante varias horas, te pierdes en las remotas y apasionantes profundidades del mar de posibilidades creativas que ofrece la producción musical. Hasta que decides salir a flote de nuevo. Y así cada día.

Es probable que termines cada sesión de estudio con una satisfacción única. Ese caluroso sentimiento que solo los artistas conocen. ¡Has conseguido acabar una canción! Masterízala y envíasela a tus amigos. ¿Acaso existe una mejor sensación?

Pero todos tenemos días malos. Y es posible que las (muchas) horas que has pasado en el estudio sean poco productivas y te sientas frustrado. Llevabas días pensando en hacer música y expresar tus ideas creativas y al final no has conseguido casi nada.

No te preocupes, seguramente sea cosa de un día. Aunque tal vez haya ciertos problemas y vicios en tu workflow que afecten o incluso silencien tu voz creativa.

En estos casos, el reflejo natural del músico frustrado sería buscar en internet consejos y técnicas para estimular la creatividad y conseguir un workflow más eficaz. Pero, en lugar de añadir otra capa de barniz a tu creatividad, es el momento idóneo para lijar y pulir aquellos conocimientos que ya tienes.

Este post te  ayudará a corregir esos vicios perjudiciales para tu salud creativa, para que tu próxima sesión de estudio sea todo un éxito. Esta es nuestra lista de 15 problemas a los que todo productor se enfrenta y debería evitar si quiere llevar su música al siguiente nivel. ¡Allá vamos!

Permanecer en el estudio durante demasiado tiempo

Por muy paradójico que pueda parecer, nuestra primera recomendación para tus sesiones de estudio es… salir de él. Pasar demasiadas horas encerrado en una habitación, por muy cómoda, bonita y acogedora que sea, es la principal fuente bloqueo creativo que existe.

Cada X tiempo, o simplemente cuando veas que algo no funciona como te gustaría, sal a dar una vuelta por el parque, tomar un café o comer algo. Volverás al estudio con energías renovadas y sacarás adelante tus proyectos con mayor facilidad.

Dejar de hacer música si tienes un bloqueo creativo

Si aún saliendo a dar una vuelta sigues sintiendo que el bloqueo creativo es superior a ti, no te des por vencido: ataca el problema por la raíz. Puede que necesites cambiar de enfoque creativo.

Experimenta, utiliza nuevas estrategias creativas, comienza tus producciones a partir de samples, usa baterías orgánicas en lugar de drum machines… No lo olvides: un nuevo enfoque siempre es sinónimo de inspiración e ideas frescas.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/05/problemas-productor-produccion-inpost-2.png

Usar demasiados instrumentos

En la era de internet, es muy común contar con demasiados recursos y no saber qué camino tomar. Existen miles de plugins increíbles (tanto de pago como gratuitos) que tal vez te salven de un apuro u originen un hit en pocos minutos. Pero una biblioteca con cientos de plugins puede resultar abrumadora y hacerte perder el tiempo con ideas poco relevantes.

Encuentra los plugins que mejor se adaptan a tus necesidades, investígalos de cabo a rabo y construye una biblioteca de recursos que se adapte a tus necesidades para definir tu paleta sonora. Y no olvides que esto se aplica también al hardware: en lugar de comprar otro sintetizador o drum machine más, domina el que ya tienes y experimenta.

Añadir demasiados elementos en un mismo rango de frecuencias

Al construir tu paleta sonora, es importante tener en cuenta el rango de frecuencias de cada instrumento. Si usas cuatro bajos diferentes en tu producción, o eres un superhéroe de la ecualización o tu mezcla sonará bastante turbia. Trata de utilizar instrumentos con frecuencias básicas diferentes (bajo, piano, guitarra, batería, voz…) para que tu composición brille por sí misma.

Utiliza nuestra Guía de EQ como referencia para hacerte una idea de dónde se sitúa cada instrumento en el rango de frecuencias y así enfocar la producción con más claridad.

Ignorar la teoría musical

Aun usando una colección de instrumentos variada, es importante conocer las bases del lenguaje musical y la EQ para componer de forma más eficaz y conseguir mejores mezclas. Además, un conocimiento extenso del uso de tu DAW agilizará tu proceso creativo y llevará tu música al siguiente nivel.

Gracias a internet, el aprendizaje técnico y teórico está a disposición de todos. De nuevo, basta con hacer una búsqueda rápida en Google para encontrar el curso que más te convenga. De hecho, en nuestro blog ya hemos recopilado algunos cursos gratuitos muy interesantes.

No dejar suficiente headroom

La falta de headroom es uno de los problemas más comunes en la producción musical actual. Cuanto menos headroom tenga tu mezcla, menor será el margen de mejora en la etapa de masterización.

La falta de headroom se debe a menudo a un uso excesivo de la compresión y puede privar a tu música de dinamismo y energía. Por suerte, en nuestro blog hemos recopilado algunas de las técnicas más sencillas para conseguir una mezcla headroom y hacer brillar tu música.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/05/errores-productor-produccion-inpost-4.png

Mezclar durante el proceso creativo

A menudo, los problemas con la mezcla se deben a una mala estructuración del proceso de creativo. Es importante separar tu proceso de producción en tres etapas diferentes: creación, mezcla y masterización.

Realiza pequeños ajustes a medida que creas, pero concibe la mezcla como una etapa independiente. Dedícale el tiempo necesario antes de exportar tu canción y masterizarla. No olvides que, por muchas horas que hayas pasado produciendo, sin una buena mezcla tu música sonará sosa… Salpimenta tu música y dale el sabor que realmente merece.

Trabajar sólo en un proyecto

Puede resultar tentador lanzarse en un proyecto y marcarse como objetivo terminarlo en un periodo de tiempo determinado. Pero trabajar en varios proyectos en paralelo aumentará notablemente la calidad de tus producciones. Abre el DAW, graba esa melodía que tenías en mente, trabaja un poco esa idea y pasa a otro proyecto diferente.

Si dejas respirar tus proyectos y los abres horas o días más tarde, verás tus ideas desde una perspectiva más fresca, objetiva y crítica. Y tal vez te des cuenta de que la melodía que escribiste hace dos semanas combina a la perfección con la batería que hiciste anoche a las 4 de la mañana…

Copiar tu música favorita

Como cualquier otro músico, sueñas con crear la música de tus artistas favoritos. Pero nunca podrás crear algo que suene exactamente igual. Copiar una canción o imitar su sonido pueden ser buenas formas de aprender ciertas nociones técnicas o encontrarte con agradables accidentes sonoros que te lleven por otro brillante camino.

Pero no te pierdas en la fina línea que separa la copia y la inspiración. Imprégnate de los ritmos, sonidos y melodías de toda la música que escuchas a diario y crea la tuya propia. Haz que tu música sea tu voz creativa. Cuenta tu propia historia.

Producir usando un solo soporte auditivo

Producir usando solamente un par de auriculares o altavoces no es una buena idea. Un buen par de cascos de estudio te permitirá escuchar cada pequeño detalle en tus producciones y trabajar tu mezcla de forma más precisa. Sin embargo, es importante contrastar el sonido de tus auriculares con el de unos monitores de estudio profesionales (de respuesta plana) para obtener una idea global más clara y fiel.

Cada soporte tiene sus ventajas, así que trata de alternarlos. Usa tus monitores tanto como sea posible, pero dale un respiro a tus vecinos de vez en cuando y aprovecha para centrarte en los pequeños detalles que marcan la diferencia. Esto mejorará notablemente la calidad de tus producciones.  

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/05/problemas-productor-produccion-inpost-3.png

Trabajar siempre en el mismo lugar

Otro error muy común en la producción hoy en día es trabajar siempre en las mismas condiciones. Por muy bonito y equipado que esté tu estudio, a veces algo tan sencillo como hacer música fuera de tu zona de confort puede ser sinónimo de éxito.

Y esto nunca ha sido tan fácil: basta con un DAW y un buen par de cascos (y tal vez un pequeño controlador MIDI). Aprovecha esas horas muertas en el tren o el avión. Produce sentado en el sofá o la cama. Llévate el estudio a tu jardín o un parque público. ¡Te sorprenderás!

No compartir tu música

No olvides nunca que la música, como cualquier otro arte, cuenta con un componente puramente social. Utiliza las redes sociales para ponerte en contacto con artistas, promotores y discográficas y darte a conocer.

Has invertido cientos o miles de horas en tu música, así que esta merece, como mínimo, ver la luz. No tengas miedo de lo que la gente pueda pensar y comparte tu música en redes como SoundCloud o Bandcamp.

Además trata de acudir al máximo de eventos posible en tu ciudad para crear tu propia red de contactos. ¡Tal vez te sean de gran ayuda más adelante!

Hacer siempre música en solitario

Al acudir a eventos y reuniones en tu ciudad conocerás a músicos, promotores u otros actores de la escena musical local. Si conoces a otro artista y crees que vuestros universos creativos son compatibles, proponle pasar una tarde en el estudio. No crees grandes expectativas. Simplemente plantéatelo como una tarde de música sin compromisos ni obligaciones.

Puede que el resultado no esté al nivel de tus expectativas en la primera sesión de estudio. O también puede que sea un momento mágico que marque el inicio de una historia musical. En cualquier caso, haz la prueba. No hay nada más inspirador que una colaboración fructífera. Esto te inspirará a seguir creando (sólo o acompañado) y te permitirá aprender técnicas y estrategias creativas que desconocías hasta el momento.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/05/errores-productor-produccion-inpost-1.png

Dejarte distraer

Cuando hagas música, evita las distracciones. Activa el modo avión de tu teléfono y desactiva el wifi de tu ordenador durante unas horas para alcanzar un estado de concentración e inspiración más profundo. Deshazte de cualquier fuente de distracción. Estás haciendo música.

No hay nada más frustrante que ser interrumpido durante una sesión de estudio y olvidar esa genial línea de bajo o esa melodía que tenías en mente. Cuando hagas música, no te dejes distraer por los problemas mundanos.

Olvidar que haces música por pasión y diversión

Este es uno de los problemas más comunes hoy en día. No importa si te dedicas a ello profesionalmente, sueñas con ganarte la vida haciendo música o simplemente te diviertes haciendo música en tus ratos libres—No te dejes influenciar. Sigue tu propio camino. Haz siempre la música que te gusta, de la forma que te gusta, donde y con quien tu quieras.

En el mundo creativo, la única forma de mantener viva la chispa de la creatividad y la inspiración es crear libremente. Sin limitaciones, sin fronteras y sin formas preestablecidas.

Masterización y distribución ilimitadas, 1200 samples libres de derechos, más de 30 plugins y más. Obtén todo lo que LANDR tiene para ofrecer con LANDR Studio.

Joan

Amante del sampling, los breaks y el reconfortante calor del Rhodes. Responsable de la comunidad de LANDR en español. SoundCloud

@Joan

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes