LANDR BLOG

Equipo de creación musicalMezcla y masterización

Noise Gates: La guía en 8 pasos para conseguir una mezcla más limpia

Noise Gates: La guía en 8 pasos para conseguir una mezcla más limpia

Forma a tu sonido con más de 30 plugins de sintetizadores, instrumentos, efectos y utilidades de líderes de la industria como Arturia, UJAM y más. Prueba los plugins de LANDR.

El ruido. Esa parte del hermoso audio que grabamos—a menudo contra nuestra voluntad.

Tu mezcla es el lugar en el que conviertes tu creatividad en un producto terminado y pulido. El objetivo es que cada una de las pistas encajen correctamente en la mezcla y suenen de forma clara, concisa presente…

Pero el ruido (noise) suele ser el mayor obstáculo para ello. El ruido involuntario en la señal de audio es uno de los problemas más frecuentes—y desagradables—de las grabaciones.

¿Y cómo combates estos horrendos ruidos y te aseguras de que consigues una señal limpia y mejoras así la calidad global de tu mezcla?

La respuesta es el Noise GateSi lo utilizas correctamente, el noise gate es una poderosa herramienta que te permite eliminar el ruido y otros sonidos indeseados de tu señal de audio.

En este artículo te enseñaremos, paso a paso, todo lo que necesitas saber para comenzar a usar los gates como un pro. ¡Allá vamos!

¿Qué es un noise gate?

Los Noise Gates (puertas de ruido, literalmente), también conocidos como gates audio gates, son un tipo de procesador dinámico que controla el volumen de una señal de audio. Los noise gates reducen el volumen de esta señal cuando el nivel se encuentra por debajo de un cierto umbral, conocido como threshold.

Los Gates, explicados

Los Noise Gates son procesadores dinámicos que forman parte de las herramientas de mezcla, como los compresores o los limitadores.

Existen Audio Gates de muchos tipos: desde plugins gratis a hardware carísimo y muchos más.

Los gates y compresores, como cualquier procesador dinámico, funcionan específicamente con la amplitud o el volumen de una señal de audio—no con el pitch.

Los gates y compresores funcionan basándose en el mismo principio: afectan al volumen con respecto al threshold o umbral (medido en dB).

Los gates y compresores funcionan basándose en el mismo principio: afectan al volumen con respecto al threshold o umbral (medido en dB).

Sin embargo, donde los compresores atenúan o limitan cualquier volumen por encima del umbral, los gates atenúan cualquier volumen por debajo de este.

De este modo, los compresores hacen que las partes con más volumen suenen más bajas (lo cual añade regularidad), mientras que los gates hacen que las partes con menor volumen suenen aún más bajas (eliminando así el ruido indeseado).

Los gates funcionan bien en cualquier sonido cuya señal sea más baa que el sonido que estás capturando (como un snare o un tom).

Los Noise Gate te ayudarán a eliminar:

    • Ruido ambiente de fondo

 

    • Reverberación no deseada

 

    • Interferencias

 

    • Electricidad estática

 

    • Pequeños errores en la interpretación

 

    • Otros instrumentos capturados en la grabación

 

¡Deshazte de todos estos ruidos y haz que tu sonido brille! Ahora que ya sabes qué son y para qué sirven, aprendamos a utilizarlos…

Los gates funcionan bien en cualquier sonido cuya señal sea más baa que el sonido que estás capturando (como un snare o un tom).

 

Cómo funciona un Noise Gate

Como ya hemos mencionado más arriba, gate significa ‘puerta’ en inglés. Así que piensa en… ¡una puerta! Un gate tiene dos modos básicos: Abierto y cerrado.

Cuando el gate se abre, el audio pasa con total libertad. Cuando el gate se cierra, el audio se atenúa.

La apertura o el cierre del gate a un volumen determinado depende de dónde se sitúa el threshold o umbral. Cuando la amplitud de señal se encuentra por debajo de la amplitud establecida por el threshold, el gate se mantiene cerrado y no deja pasar la señal. Cuando la amplitud de la señal es mayor que la amplitud establecida por el threshold, el gate se abre y deja que la señal de audio pase libremente a través del gate.

En resumen, la configuración del threshold determina qué sonido pasa y cuál no.

Abierto y Cerrado son los modos básicos de funcionamiento, pero también es posible dar forma y estructurar la señal usando los diferentes controles del gate. Los controles básicos de un gate son:

    • Threshold (medido en dB): Especifica el punto en el que se abre el gate

 

    • Attack (medido en mS): Tiempo que el gate tarda en abrirse completamente una vez se sobrepasa el threshold

 

    • Hold (medido en mS o S): La cantidad mínima de tiempo durante el cual el gate se mantiene abierto después de que se haya superado el threshold

 

    • Release (medido en mS): Tiempo que el gate tarda en cerrarse completamente después de que la señal caiga por debajo del threshold. También conocido como Decay

 

    • Range (medido en dB): La cantidad (dB) de señal que el gate deja pasar incluso cuando está cerrado. En lugar de eliminar el ruido por completo, puedes controlarlo o limitarlo. También se le llama Floor, según el plugin o equipo. Nota: No todos los gates tienen este control

Este es el aspecto del Gate standard en Ableton Live:

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-1.png

Observa (y escucha) un Noise Gates en acción

Uno de los usos clásicos del gate es limpiar la grabación de un snare. Cuando grabas baterías en directo, es posible que grabes todo el kit en directo, de forma simultánea y en la misma habitación. Incluso con micrófonos direccionales, recogerás sonidos del resto de elementos del kit (además del ambiente de la habitación) en la grabación.

¿Y qué tiene de malo? Bueno, si deseas editar o añadir efectos sólo al snare, necesitas aislarlo del resto de elementos de la grabación. ¡Y para eso sirven los gates!

Una vez apliques el gate correctamente, el sonido de tu snare debería estar aislado del resto de sonidos de la grabación, y de este modo podrás editarlo con mayor facilidad. Este uso del gate se aplica a cualquier grabación o sample con los que trabajes.

He aquí un ejemplo de una grabación de snare, sin gate:

Hay un montón de ruidos indeseados en la grabación, con lo que sería menos que ideal aplicar efectos y procesadores. El gate debería poder solucionarlo…

Así suena el snare después de aplicar un gate:

 

El snare está más aislado y el resto de elementos de la batería ha desaparecido. Resultará mucho más sencillo trabajar el snare en la mezcla, y este responderá mejor a los efectos y el procesamiento.

He aquí una guía paso a paso que te enseñará cómo hemos limpiado esta grabación.

Para este ejemplo, usaremos el snare anterior, aunque el mismo proceso se puede aplicar a cualquier grabación o instrumento.

 

Cómo usar un Noise Gate en 8 sencillos pasos

Paso 1: Seleccionar la entrada de audio

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-8.png

Aplica el efecto directamente en la pista que deseas modificar en lugar de crear una pista de retorno separada. Si usas un DAW, debería ser tan sencillo como arrastrar y soltar.

Paso 2: Ponlo todo al mínimo, y el Threshold al máximo

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-2.png

Pon todos los controles al mínimo, excepto el threshold. Deja el threshold al máximo. Con esta configuración, el gate estará totalmente cerrado, con lo que no escucharás absolutamente nada.

Paso 3: Baja el Threshold lentamente

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-4.png

Reduce el nivel del threshold lentamente hasta que la señal comience a pasar a través del gate. Comenzarás a escuchar la transiente de tu snare (o cualquier otro instrumento).

Paso 4: Encuentra tu sonido

Continua disminuyendo y aumentando lentamente el threshold hasta que recibas únicamente el sonido directo del snare, sin cualquier otro instrumento o ruido indeseado.

Es posible suene extraño y entrecortado al principio — como si faltara la cola o el cuerpo de tu sonido y escuchases solo el attack. No te preocupes, ¡es normal!

Sigue dándole forma y todo irá bien. Los pasos 5 a 8 son los que definirán más claramente tu sonido (y lo mejorarán) una vez aislado del resto de ruidos indeseados.

Paso 5: Configura el Attack

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-7.png

El Attack controla el tiempo que tarda el gate en pasar de cerrado a abierto en un primer momento.

Aumenta el nivel de Attack hasta que el gate se abra con suavidad y fluidez y el attack de su señal suene de forma natural y limpia.

Escucha atentamente y localiza el inicio de tu sonido, y luego encuentra el punto perfecto.

Escucha atentamente y localiza el inicio de tu sonido, y luego encuentra el punto perfecto. No te preocupes por el cuerpo o la cola de tu sonido, de momento.

Paso 6: Configura el Hold

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-6.png

El Hold es la cantidad de tiempo que el gate se mantiene abierto antes de volverse a cerrar.

Aumenta el hold hasta que el gate se abra el tiempo suficiente como para capturar la duración íntegra de la señal, así como otros sonidos asociados que se sitúan a su alrededor, si son importantes para el carácter y la calidad de tu señal.

Requiere un poco de práctica, pero todo se trata de escuchar.

A estas alturas, deberías tener un sonido limpio, aislado (tal vez poco natural). Requiere un poco de práctica, pero todo se trata de escuchar.

Paso 7: Configura el Release

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-3.png

El Release te permite controlar la velocidad a la que el gate se cierra. Usa el control Release para evitar cortes abruptos al final de tu señal de audio cuando el gate se cierre.

Aumenta el release hasta que el gate se cierre a una velocidad que permita que la señal se desvanezca con una conclusión fluida, pero antes de que llegue el siguiente sonido.

Llegado aquí, tu señal debería sonar un poco más natural.

Paso 8: Ajusta el Floor

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2017/09/gates-inpost-1.png

La función Floor (o Range) controla cuánta señal pasa a través del gate, incluso cuando está cerrado. Esto permite volver a añadir un poco (o mucho) ruido o sonidos de fondo del audio original, de forma que tu grabación suene un poco más natural.

Aumenta el Range (en este gate se llama Floor) hasta que sientas que la señal está lo suficientemente aislada, el ruido se haya reducido y la señal suene limpia y completa.

Consejo práctico: no tienes por qué volver a añadir ruido – el Rango puede ser my bajo, o muy alto. Todo depende de tus necesidades.

¡Así que escucha con atención, confía en tus oídos y usa el noise gate con moderación!

 

Con los Gates todo suena mejor

Si has seguido todos estos pasos correctamente, deberías tener una señal limpia y aislada, libre de sonidos indeseados.

Trabajar con señales más limpias te permite editar y añadir efectos sin que afecten a otros instrumentos o ruidos.

La mejor forma de usar un gate es escuchar atentamente y ver qué se ajusta mejor a tus necesidades. Escucha siempre tus pistas en la mezcla. La forma en que una pista se ajusta a la mezcla es clave a la hora de aplicar y modificar un gate.

¡Así que escucha con atención, confía en tus oídos y usa el noise gate con moderación!

Practica, practica y vuelve a practicar en todo tipo de grabaciones. Aprende a usar el Gate correctamente y consigue señales más limpias. Y consigue así una mejor mezcla una mejor masterización.

Forma a tu sonido con más de 30 plugins de sintetizadores, instrumentos, efectos y utilidades de líderes de la industria como Arturia, UJAM y más. Prueba los plugins de LANDR.

Joan

Amante del sampling, los breaks y el reconfortante calor del Rhodes. Responsable de la comunidad de LANDR en español. SoundCloud

@Joan

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes