LANDR BLOG

Equipo de creación musicalMezcla y masterización

Referenciar canciones: Cómo mejorar tu sonido con las mezclas de referencia

Referenciar canciones: Cómo mejorar tu sonido con las mezclas de referencia

Resulta muy sencillo perderte en tu propio mundo cuando llevas varias horas trabajando en la misma sesión. Las mezclas de referencia pueden ser tu guía.

Si no sales a tomar el aire de vez en cuando para tener una perspectiva más amplia, es posible que pierdas la visión global y avances demasiado en la dirección incorrecta.

Cuando te acercas al final de un proyecto, es esencial tener una idea objetiva de las características globales de tu mezcla. Y aún más importante, saber cómo suena tu mezcla con respecto a otros lanzamientos comerciales.

¿Y cómo consigues la perspectiva adecuada tras horas de trabajo con los mismos sonidos?

La solución es muy sencilla: con las mezclas de referencia.

¿Qué son las mezclas de referencia?

Las mezclas de referencia sirven para comparar tu mezcla casi terminada con otras mezclas realizadas anteriormente, otras versiones de tu mezcla del mismo proyecto o lanzamientos de otros artistas para determinar la calidad de tu mezcla.

Uso de las mezclas de referencia

Suena sencillo, pero hay algunos puntos cruciales a tener en cuenta para que el uso de tu mezcla de referencia sea lo más efectivo posible.

Antes de comenzar, es importante recordar que no existe una forma ‘correcta’ de mezclar tu música.

Existen tantas opiniones diferentes al respecto que ningún enfoque debería tomarse al pié de la letra. Y lo mismo ocurre con las mezclas de referencia.

Sólo hay una regla a seguir: Si te gusta, es que está bien.

En este artículo explicaré algunos de los hábitos más útiles a la hora de emplear una mezcla de referencia y te mostraré cómo hacer que tu música esté lista para su publicación al primer intento.

¡Allá vamos!

Ajuste de niveles

La gran máxima a la hora de usar una mezcla de referencia es ajustar los niveles del material de referencia a los de tu canción tanto como sea posible.

Las pequeñas diferencias en los niveles pueden tener un efecto increíblemente importante en tu percepción del sonido.

Para realizar comparaciones útiles y productivas has de asegurarte de que las diferencias que escuchas vienen de las propias mezclas y no de algún efecto psicoacústico o del soporte auditivo.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0001_Level-MatchingB.jpg

Precisión científica

Para asegurarte de que tus niveles están bien, necesitas tomarte muy en serio la medición.

El medidor de tu DAW es suficiente para la mayoría de tareas, como asegurarte de que estás dejando el suficiente headroom.

Pero los plugins específicos para medir los niveles ofrecen recursos especialmente útiles a la hora de usar una mezcla de referencia. Sienda FreeG es una opción gratuita muy interesante si te apetece tener un plugin especializado.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0000_Sienda-Free-G.jpg

El proceso de antes y después

Antes de entrar en detalle, ten en cuenta que la mayor diferencia a la que te enfrentarás al comparar tus mezclas con un trabajo profesional será el efecto del proceso de masterización.

Usa LANDR para masterizar rápidamente tus canciones. Las masterizaciones rápidas te ofrecerán unas condiciones de trabajo más adecuadas y te permitirán comparar mejor las canciones.

Tus canciones masterizadas sonarán casi como si estuvieran terminadas, pero usar las mezclas de referencia antes y después de la masterización con LANDR te será de gran ayuda.

Si estás a punto de terminar tu mezcla y deseas compararla con otra versión del mismo proyecto, exporta ambas y crea masterizaciones rápidas para comparar.

Tu versión masterizada te ayudará a tomar las decisiones finales.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0002_Projects-Folder-Referencing.jpg

Qué escuchar y observar durante la referencia

Vale, volvamos a los detalles. Una vez tus niveles estén bien ajustados, es el momento de identificar las partes de tu mezcla que hace que tu canción suene diferente del material de referencia.

He aquí algunas cosas en las que fijarte:

La forma global de tu EQ

El contenido global de frecuencias de tu canción es la característica más evidente y que deberías comparar entre tus canciones.

Fíjate especialmente en los extremos del espectro de frecuencias. Las mezclas amateur se suelen caracterizar por unos bajos demasiado intensos y unos altos demasiado agresivos que no van más allá de los medios-altos.

Las mezclas amateur se suelen caracterizar por unos bajos demasiado intensos y unos altos demasiado agresivos que no van más allá de los medios-altos.

Usa siempre tus oídos primero, pero si tienes un plugin de EQ o medición con una representación gráfica de tus frecuencias, ponlo en el master bus y compara tu mezcla con la de referencia.

TDR Nova es un plugin gratis genial para visualizar el contenido  de frecuencias de tu mezcla.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0003_TDR-NOVA.jpg

Tus dinámicas generales

Las dinámicas generales son el resultado de la compresión que aplicar en tu mezcla.

El rango dinámico de cada canción puede variar mucho, así que es importante que uses mezclas de referencia que se ajusten a tu canción en género y estilo.

Por ejemplo, una grabación naturalista de un grupo de jazz tendrá un gran rango dinámico mucho más importante que un single de pop de radio pensado para ofrecer la máxima pegada hasta en los más diminutos altavoces.

Si crees que tu canción de referencia es considerablemente más o menos dinámica que la tuya, tal vez sea una buena idea replantearte el procesamiento de tu canción y preguntarte si estás consiguiendo el sonido que pretendías crear en un primer momento.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0004_Dynamics.jpg

Nivel y rango de frecuencias de cada elemento individual

Mientras vas entrando en materia, trata de fijarte en cómo debería sonar cada elemento de tu mezcla. Consultar tu material de referencia debería ofrecerte una idea clara de dónde debería ir cada elemento.

Notarás que los instrumentos se pueden posicionar de forma muy diferente de una mezcla a otra cuando comiences a analizar las mezclas profesionales.

Haz todo lo posible para identificar los rangos de frecuencias ocupados por cada instrumento. También deberías encontrar el punto en el que cada elemento alcanza su máximo nivel.

Puedes hacer esto reduciendo lentamente el nivel de tus monitores hasta que no oigas casi nada. El último sonido audible antes de que no se escuche nada será el elemento con mayor nivel.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_Attenuate_900x470.gif

Otros factores a tener en cuenta

Una vez hayas comenzado a comprender en qué se diferencia tu mezcla de referencia de la de tu canción, es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos para compararlas como un profesional.

¿Qué material debería referenciar?

Con toda la música que existe, ¿qué material de referencia te va a a ofrecer más información sobre tu mezcla?

Puedes usar casi cualquier referencia, pero las mezclas comerciales realizadas por profesionales respetados de la industria deberían ser tus principales referencias.

Escoge material que se asemeje estilísticamente a la forma en que trabajas. De este modo será más útil.

También necesitas usar ciertas técnicas para comparar versiones de una misma mezcla mientras trabajas en ellas.

Si no comparas directamente dos intentos previos, es posible que avances de un lado a otro en lugar de avanzar, cometiendo así los mismos errores una y otra vez.

Escúchalo todo en todas partes

Tus fans escuchan tu música en miles de situaciones diferentes. Para hacer que tu mezcla funcione lo mejor posible en cualquier situación, asegúrate de escucharla en tantos sistemas de sonido como sea posible.

Tus masterizaciones de LANDR hacen que este proceso resulte mucho más sencillo, puesto que obviamente no puedes usar un medidor para ajustar los niveles del sistema de sonido de tu coche o tu salón.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/MixReferencing_0005_Listening-Environment.jpg

Un borrador de una canción masterizada con LANDR se acercará mucho al nivel de una canción comercial. Y todo ello en cuestión de minutos.

Escuchar la diferencia entre tus mezclas y tus canciones de referencia en diversos sistemas te aportará información muy útil.

Además de en tus monitores, prueba tus canciones en casa, ene l coche, en tus cascos, auriculares, altavoces de ordenador o teléfono y en cualquier otro sistema al que tengas acceso—¡Todos ellos son igual de importantes!

La ventaja de referencia

Ahora que ya sabes qué observar y escuchar, ¡comienza a usar las mezclas de referencia!

Tomarte el tiempo necesario para conseguir unos buenos hábitos de comparación hará que tus oídos se desarrollen mucho más de lo que crees.

Hay tanto que aprender de otras mezclas que no te resultará difícil obtener mejores resultados al primer intento.

Unlimited mastering &amp; distribution, 1200 royalty-free samples, 30+ plugins and more! <a href="https://join.landr.com/landr-studio/?utm_campaign=acquisition_platform_en_us_studio-generic-new-blog-ad&amp;utm_medium=organic_post&amp;utm_source=blog&amp;utm_content=left-hand-generic-ad&amp;utm_term=general">Get everything LANDR has to offer with LANDR Studio.</a>

Unlimited mastering & distribution, 1200 royalty-free samples, 30+ plugins and more! Get everything LANDR has to offer with LANDR Studio.

Joan

Amante del sampling, los breaks y el reconfortante calor del Rhodes. Responsable de la comunidad de LANDR en español. SoundCloud

@Joan

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes