LANDR BLOG

Equipo de creación musicalGrabación

Grabando vocales en casa: 9 grandes errores y cómo evitarlos

Grabando vocales en casa: 9 grandes errores y cómo evitarlos

Masterización y distribución ilimitadas, 1200 samples libres de derechos, más de 30 plugins y más. Obtén todo lo que LANDR tiene para ofrecer con LANDR Studio.

Grabar tus vocales adecuadamente es clave para conseguir una buena mezcla.

Los vocales cuentan la historia y sirven para marcar el tono emocional. Hacen que todo tu proyecto tenga unidad. La cierto es que un vocal increíble marcará la diferencia en tus canciones.

Pero existen muchas variables que hacen que hacer una toma perfecta no resulte sencillo.

En este artículo descubrirás 9 errores muy comunes a la hora de grabar que pueden arruinar un vocal, y cómo evitarlos. ¡Allá vamos!

1. Grabar en la habitación incorrecta

Es fácil pensar que la mezcla es lo que más influye en tus vocales. Pero en realidad, la grabación es aún más importante.

Uno de los factores más importantes durante la fase de grabación es la elección de la sala en la que grabas.

Grabar en un estudio casero implica varios retos…

Es fácil pensar que la mezcla es lo que más influye en tus vocales. Pero en realidad, la grabación es aún más importante.

Seguramente no tengas acceso a una cabina de grabación de vocales profesional. Sólo tienes acceso a lo que tienes—tal vez unas pocas habitaciones en tu casa:

    • La cocina.

 

    • El dormitorio.

 

    • El baño.

 

    • El salón.

 

    • y mucho más…

 

¡Elegir simplemente la más conveniente es un error!

La habitación en que grabas un instrumento puede cambiar su tono de forma dramática. Esto es algo ESPECIALMENTE cierto para los vocales.

Si tus vocales están grabados en una mala habitación, se notará mucho al final de la mezcla.

El reverb sirve para situar los vocales al fondo de la mezcla. Cuanto más reverb tenga un instrumento, menos sonará “en toda la cara.” Sonará más lejos del oyente.

¿Quieres que el cantante suene cercano y profesional? Grabar tus vocales en una habitación con mucha reverberación hará que esta intimidad desaparezca.

La habitación en que grabas un instrumento puede cambiar su tono de forma dramática. Esto es algo ESPECIALMENTE cierto para los vocales.

Las reverberaciones de una habitación también pueden provocar compresión y sonido poco natural. Hará que tus vocales suenen “falsos” como si los hubieras pegado con cola a tu mezcla.

Y… ¿qué habitación elijo?

Intenta siempre usar una habitación de tamaño pequeño-mediano con muchas cosas dentro. En especial, con cosas blandas como camas, sofás, cojines, alfombras y todo eso.

Todos estos objetos tienden a absorber el sonido y que la habitación tenga menos reverberación y suene más neutral, cosa que permite conseguir un mejor vocal.

Es importante, además, que evites habitaciones con superficies duras y ventanas. Es muy probable que tu baño y tu cocina no sean los mejores lugares en los que grabar un vocal.

Habitaciones: El equilibro perfecto

Pero ten cuidado: Quieres que la habitación suene “seca”, pero tampoco demasiado.

Si pones demasiado material absorbente en una habitación, TODO el sonido desaparecerá, con lo que tu vocal sonará soso y aplastado.

Ni lo bueno es bueno en exceso. Encuentra el equilibrio perfecto.

A diferencia de lo que dice mucha gente, un armario NO es una buena habitación en la que grabar vocales. Este mito comenzó porque las cabinas de grabación profesionales suelen ser pequeñas y solitarias.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecording2.jpg

Pero la diferencia es que las cabinas de grabación profesionales suelen estar cubierta de una fibra de vidrio de aislamiento muy gruesa. A menos que tu armario también está construido así, no lo uses para grabar tus vocales.

Da igual cuánta ropa haya dentro. Un armario no tiene suficiente material absorbente. Por eso, el reverb, aunque será muy corto, tendrá un nivel muy elevado en el micrófono (especialmente si comprimes la voz).

Así que ten esto en cuenta cuando grabes tus vocales. ¡Conseguirás un mejor sonido en una habitación tratada acústicamente!

2. Estás colocando tu micrófono de forma incorrecta

No creas que por haber encontrado la habitación perfecta, has terminado tu trabajo. En absoluto.

El siguiente error común es el posicionamiento del micrófono. Puede parecer insignificante, pero créeme—¡la posición del micrófono es importante para el tono!

Existen dos reglas generales a la hora de posicionar el micrófono:

    • No coloques el micrófono en el centro exacto de una habitación

 

    • Sitúa el micrófono lo más lejos posible de los muros

Esto evitará que tus grabaciones tengan resonancias extrañas que ocurren cuando no estás en el “punto perfecto”.

¿Y dónde se encuentra este punto? En este sencillo gráfico te lo mostramos:

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecordingSpaces.jpg

No sitúes el micrófono en la zona naranja y todo irá bien. No te coloques en el centro de la habitación, ni demasiado cerca de uno de los lados.

En la zona marrón, todo irá sobre ruedas.

Consejo práctico: Si puedes, enfoca el micro hacia una de las esquinas de la habitación. De este modo, aumentarás la distancia con el muro más cercano.

Si puedes, enfoca el micro hacia una de las esquinas de la habitación. De este modo, aumentarás la distancia con el muro más cercano.

3. Tu habitación no está tratada

Los micrófonos de condensador son muy sensibles. Pueden recoger sonidos tenues del otro lado de la habitación.

¡Así que tratar el espacio a su alrededor es esencial!

Si cuentas con paneles acústicos de verdad, úsalos para crear una cabina de grabación de vocales temporal alrededor del vocalista.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecordingSpaces2.jpg

Si no tienes paneles acústicos de verdad, usa lo que tengas a mano—Los colchones, edredones y cortinas pesadas pueden ser de gran ayuda.

¿Te preguntas si algo absorberá el sonido suficiente? Prueba a gritar y escucha hasta qué punto absorbe. Cuanto más, mejor.

Consejo práctico: Si no puedes crear la clásica cabina de vocales en “triángulo”, pon algo detrás de la cabeza del vocalista. Este es el área que más afectará al sonido.

4. Estás usando el micrófono incorrecto

A estas alturas, ya empiezas a entender la principal regla para grabar vocales: TODO afecta al tono. Así que toma el tiempo que sea necesario para encontrar una solución.

Cada vocalista tiene un tono de voz diferente. Algunos son profundos y poderosos, y otros más agudos y espaciosos. Existen miles de voces diferentes.

¡Encuentra el micrófono que mejor se adapte a tu vocalista!

¡Encuentra el micrófono que mejor se adapte a tu vocalista!

Cada micrófono sonará diferente. No te voy a pegar el sermón sobre la curva de frecuencias de cada micrófono del mercado.

Pero existen algunos conceptos generales que deberías conocer.

    • Micros de condensador con pequeño diafragma

Los micros de condensador con pequeño diafragma suelen sonar brillantes y espaciosos. La respuesta de los bajos es notablemente menos precisa.

    • Micros de condensador con gran diafragma

Los micros de condensador con gran diafragma suelen sonar más limpios y precisos. La respuesta de frecuencias suele ser más equilibrada.

    • Micros dinámicos

Los micros dinámicos suelen tener un sonido más caluroso y agresivo. Tienen menos altos, lo cual funciona muy bien con determinados cantantes y géneros.

El micrófono que elijas dependerá de lo que estés buscando con tu vocalista.

Podrías estar buscando un micrófono que acentúe el tono natural. Por ejemplo, si tienes un cantante con una voz brillante y espaciosa y deseas destacar aún más su tono, un micrófono de condensador con pequeño diafragma es perfecto.

En otras ocasiones, necesitarás un micrófono para equilibrar el tono. Si crees que la voz de tu vocalista es demasiado brillante, un micrófono dinámico puede ser el elemento perfecto para dar más calor al asunto.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecording.jpg

De cualquier modo, ¡asegúrate de experimentar! Configura 2 o 3 micrófonos y haz que el vocalista cante el coro en cada uno de ellos. Escucha cada grabación y elige el que más te guste.

Si sólo tienes presupuesto para un micrófono, te recomiendo el  Se 2200a II. Se trata de un micrófono de condensador muy equilibrado para su precio. Si necesitas comenzar una colección de micros, esta es la mejor forma.

Consejo práctico: ¡Cambia el micrófono cuando tu vocalista vaya a cantar las harmonías! El cambio en el tono hará que el vocal principal destaque sobre el resto.

5. Estás usando un micrófono omnidireccional

Seré claro: Los micrófonos omnidireccionales pueden sonar genial. Especialmente para los vocales íntimos y los susurros.

Pero para grabar en casa, tienen un problema fatal: recogen TODOS los sonidos de la habitación.

Mientras que micrófonos cardioides (como el Se 2200a C) solo recogen el sonido proveniente de una dirección, los omnidireccionales hacen lo que su nombre indica: recoger sonido de todos los puntos de la habitación con el mismo nivel.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecordingScheme2.jpg

Cuando grabes vocales en una cabina tratada profesionalmente, el uso de micros omnidireccionales no es un problema. La habitación en cuestión tiene muy pocos sonidos que el micrófono podría recoger, con lo que da igual en qué dirección capte los sonidos el micrófono.

Pero cuando grabas en casa, en un dormitorio o un salón, los micros omnidireccionales hacen que resulte casi imposible grabar un vocal puro.

Así que, a menos que tengas una habitación tratada acústicamente, aléjate de los micrófonos omnidireccionales.

6. Tu micrófono está demasiado cerca de tus labios (a menos que así suene mejor)

Ya has encontrado la habitación perfecta y el micrófono a usar. Ya casi estás.

Sabes dónde colocar el micrófono respecto a la sala, pero, ¿y dónde lo colocas respecto al vocalista?

Existen tres factores que cambian el tono de tu micrófono:

1. Distancia

Si estás usando un micro de condensador, la distancia entre l micrófono y el cantante tendrá un gran efecto en el tono debido al efecto de proximidad.

El efecto de proximidad es un fenómeno en el que cuanto más te acercas al micrófono, más potente suena tu vocal:

    • Si estás a 30 centímetros, tu vocal sonará abierto y espacioso.
    • Si estás a 5 centímetros, el vocal sonará caluroso e íntimo.

Lo mejor para empezar el colocar al vocalista a 15 centímetros del micrófono y ajustar su posición en función de lo que estés buscando.

Consejo práctico: Deja al menos 10 centímetros de distancia entre tú y el micrófono. Si sobrepasas este límite, tu vocal perderá toda su claridad rápidamente.

Aún así, con los micrófonos dinámicos, lo mejor es comenzar a unos cinco centímetros de distancia. Están hechos para utilizarlos así. A partir de ahí, acércalo o aléjalo en función de los resultados.

2. Altura

La altura es otro factor clave en el tono de tu micrófono. Cuando el micrófono está al nivel de los labios, digamos que está a la altura “por defecto”.

Cuando bajas el micrófono, aumentas las frecuencias bajas de la voz. Cuanto más lo acercas a tu pecho, más presentes son los bajos.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecordingScheme3.jpg

Cuando subes el micrófono, ocurre exactamente lo contrario – las frecuencias altas están más presentes.

Asegúrate de que el vocalista mira directamente hace adelante cuando canta. Si no lo hace, estará aplicando presión innecesaria sus cuerdas vocales.

3. Eje

Por último, el factor del eje de tu micrófono.

Apuntar con el micrófono al cantante es lo más habitual, por supuesto. Pero cuando rotas el micrófono, reduces los bajos de la voz. Además, reduces las consonantes oclusivas.

Esta es una forma genial para evitar las Ps y las Ss demasiado pesadas. Prueba a mover el micrófono 20 grados a la izquierda o a la derecha para ver qué suena mejor.

Si ajustas estas variables correctamente, conseguirás el tono que estás buscando incluso antes de aplicar un ecualizador.

7. Tus niveles están demasiado altos

Se trata de uno de los errores más frecuentes…

En la era digital, los niveles no importan tanto como en los 60 o 70.

¡Pero esto no quiere decir que ya no sean importantes!

En la era digital, los niveles no importan tanto como en los 60 o 70. ¡Pero esto no quiere decir que ya no sean importantes!

Cuando establezcas los niveles, trata de conservar siempre 10dB de headroom.

Si entrar en detalles técnicos, el punto ideal se encuentra alrededor de los -18dBFS. En este punto es donde la mayoría de plugins suenan mejor.

Cuando establezcas tus niveles, trata de conseguir una media de -18dBFS. Tu nivel máximo debería estar sobre -10dBFS. Asegúrate de que no te pasas de los -6dBFS.

Esto hará que tus niveles estén lo suficientemente bajos como para no provocar clipping accidental (y así evitarás tener que volver a grabar una parte) pero a su vez para no grabar a un nivel demasiado bajo.

8. Sólo has grabado una toma

Asegúrate de grabar varias tomas cuando grabes a un vocalista.

A veces trabajas con un vocalista y crees que la primera toma es lo suficientemente buena. ¡No la editarás jamas! ¡Es perfecta!

Y luego, sin darte cuenta, comienzas a mezclar y… oh. Está desafinado. Hay palabras cortadas. Algunas frases no están a tiempo. ¡Oops!

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/05/VocalRecordingScheme4.jpg

¡Asegúrate de tener suficiente contenido con el que trabajar! Necesitas recopilar tus vocales para crear la mejor versión posible de tu canción. Es mejor tener demasiadas tomas que no tener suficientes.

A veces el cantante no será consciente de que está haciendo algo mal. Guíalo amablemente hacia una mejor interpretación, pero evita crearle desconfianza. Estás ahí para ayudar, no para hacer daño.

Regla generalAsegúrate de grabar como mínimo tres tomas del vocalista. ¡Aunque la primera sea perfecta!

Siempre acabo encontrando un error más adelante. Y siempre me doy las gracias.

9. No estás animando a tu vocalista

Todos tenemos una voz. La usamos para compartir nuestras opiniones, creencias u miedos.

Por eso la confianza es tan importante para un cantante. Tiene que sentir la emoción y SABER que suena bien.

Cuando grabas vocales, necesitas ocuparte de muchas cosas a la vez. Ya no solo serás el ingeniero o el productor. Eres el coach, el psicólogo y el animador.

¡Haz todo lo posible para que su interpretación sea perfecta!

He aquí algunos consejos:

    • Crea el ambiente perfecto: Si la canción es feliz, sube la luz al máximo. Si es más íntima, enciende solo una lámpara. Haz todo lo necesario para que tu vocalista esté cómodo con la onda de la canción.

 

    • Sé positivo con él: Cantar hace que uno se vuelva demasiado consciente. Haz que se sienta confiado y conseguirás su mejor toma.

 

    • Da consejos, pero NUNCA critiques: A veces el cantante no será consciente de que está haciendo algo mal. Guíalo amablemente hacia una mejor interpretación, pero evita crearle desconfianza. Estás ahí para ayudar, no para hacer daño.

 

    • Haz que visualice la letra: ¡Cantar es algo muy personal! Permite escuchar la emoción en la voz de alguien sin tan siquiera intentarlo. Ayuda a tu cantante a ofrecer una interpretación emocional haciendo que sienta la letra. La letra es una historia, no solo una sucesión de palabras.

 

    • Tomad más pausas de las que crees que necesitas: La voz se cansa muy rápidamente si se abusa de ella. Por cada 25 minutos de grabación, tomaos 5 de descanso.

Sigue estos consejos y conseguirás una interpretación de calidad.

El vocal perfecto

La grabación de vocales es un arte. No hay duda. ¡Existen muchas variables a tener en cuenta!

Cuando más practicas, mejores resultados obtendrás—Evita estos 9 errores y mejorarás día a día.

Masterización y distribución ilimitadas, 1200 samples libres de derechos, más de 30 plugins y más. Obtén todo lo que LANDR tiene para ofrecer con LANDR Studio.

Joan

Amante del sampling, los breaks y el reconfortante calor del Rhodes. Responsable de la comunidad de LANDR en español. SoundCloud

@Joan

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes