LANDR BLOG

Creador de beatsDistribución musical

Como Funcionan Las Licencias de los Samples: El Negocio de Tomar Sonidos Prestados

Como Funcionan Las Licencias de los Samples: El Negocio de Tomar Sonidos Prestados

“Tu lanzamiento ha sido rechazado debido a una posible violación de los derechos de autor del material.”

Si alguna vez has recibido el mensaje anterior de tu proveedor de distribución digital, sabes cuan confuso y desalentador es.

Las reglas de los derechos de autor pueden ser confusas — y violarlas puede tener consecuencias severas. En uno de los más recientes casos de alto perfil, todas las regalías de el super hit “Shape of You” de Ed Sheeran han sido congeladas, como resultado de las acusaciones de haber copiado el coro de la canción del 2015 “Oh Why” de Sam Chokri.

Entonces, ¿cómo evitar que te demanden o que te rechacen por violar los derechos de autor? ¿Cuales son las reglas? ¿Qué puedes usar? ¿Acaso importa si puedes comprobar que nunca has escuchado el track en cuestión?

En este artículo te mostraré todo lo que necesitas saber para obtener la licencia del material preexistente en tu música.

La primera pregunta que debes hacerte es: ¿qué parte de un disco estás usando — la composición, la letra o la grabación (sampling)?

La composición: cantando de la misma partitura

Una vez una canción es publicada, cualquier persona puede hacer un cover sin pedir permiso. Mientras des crédito a los compositores y no cambies la canción, estarás bien.

Pero incorporar una parte de la melodía de alguien más en tu propia composición requiere permiso.

Incorporar una parte de la melodía de alguien más en tu propia composición requiere permiso.

Contrario a lo que creen muchos compositores, no hay un número de notas aceptable. El énfasis tiende a estar en si las notas son lo suficientemente identificables en la otra canción.

Si una disputa va a juicio, tu canción no tiene que tener la misma melodía para que seas culpable de violar los derechos de autor. Cuando un jurado decidió que Dark Horse de Katy Perry se parecía lo suficiente a Joyful Noise de Flame como para darles crédito, Perry y su equipo de compositores y disquera tuvieron que pagar $2.78m, dando un golpe que retumbó en toda la industria creativa.

Muchos argumentan que la parte que la parte de la canción que se consideró demasiado parecida fue el arreglo—no la composición. Otros señalaron que la progresión de las notas era similar a muchas otras composiciones, algunos yendo tan atrás como la Sonata en Fa menor (adagio) de Bach.

De forma similar, la melodía de “Blurred Lines” no era nada como la de “Got to Give it Up” de Marvin Gaye. Pero el arreglo y la vibra era lo suficientemente similar como para que el jurado ordenara a Robin Thicke y a Pharrell a pagar $5m a los herederos de Gaye.

Tampoco importa si copias una melodía a propósito o no. Sam Smith y sus co-autores argumentaban jamás haber escuchado “I Won’t Back Down” de Tom Petty —pero aún así reconocieron que su canción “Stay With Me” era lo suficientemente similar como para dar créditos de co-autoría a Petty y su co-autor, Jeff Lynne.

Letra: no sólo el texto, sino el contexto

Cuando se trata de la letra, hay un poco más de libertad.

Si buscas en Spotify o en Apple Music verás que no hay tal cosa como un título único. Es sólo cuando la letra es usada en un contexto lo suficientemente similar o con notas similares a las de otra canción que debes pedir permiso y dar crédito.

Un ejemplo perfecto es la canción “2002” de Ann-Marie, en la que figuran 18 compositores. Esto se debe a su coro, que incluye líneas como: “Oops, I got 99 problems singing ‘bye, bye, bye’ / Hold up, if you wanna go and take a ride with me / Better hit me, baby, one more time,” haciendo referencia a las canciones que escuchaba cuando era una niña.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2019/08/HowSampleClearanceWorks_1200x627_Anne-Marie.jpg

No hay premio por adivinar las canciones.

Samples: obtén una licencia, o piérdelos

Finalmente, el sampling es un poco más claro — es decir, siempre debes tener autorización para usarlos. Esto quiere decir que debes contactar al dueño de la grabación y de la canción para obtener permiso para usarlos.

Si dicen que sí, entonces puedes negociar que porción de los derechos debes darles. Normalmente también debes hacer un pago por adelantado que puede elevarse a los miles de dólares.

Ten en cuenta que no importa si ganas dinero con el lanzamiento o no. Sostener que sólo estás usando el track como promoción no te hace exento de tener que obtener autorización para usar el sample.

Sostener que sólo estás usando el track como promoción no te hace exento de tener que obtener autorización para usar el sample.

El largo del sample tampoco importa. El rapero Moses Pelham sampleó una corta secuencia de batería del track de Kraftwek “Metal on Metal” en su “Nur Mir” y la loopeó.

Aunque fue sólo un sample muy corto, la corte falló a favor de Ralf Hütter de Kraftwerk, y en contra del reclamo de Pelham de “libertad artística”. Sin embargo, el Tribunal de Justicia Europeo añadió que si Pelham hubiese manipulado el sample lo suficiente como para hacerlo irreconocible, no habría habido una infracción.

¿Aún estás confundido? Aquí hay algunas reglas básicas a tener en cuenta a la hora de samplear.

1. Mantén un registro

Házlo más fácil para ti mismo asegurándote de mantener un registro de a quién estás sampleando; escríbelo cuando lo hagas.

Házlo más fácil para ti mismo asegurándote de mantener un registro de a quién estás sampleando; escríbelo cuando lo hagas.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2019/08/HowSampleClearanceWorks_1200x627_record.jpg

2. Haz que un experto se encargue de la licencia por ti

No siempre es fácil saber quién es dueño de los derechos, a quién contactar y cómo. El artista puede no estar vivo, y el disco puede pertenecer a sus herederos.

Incluso si están vivos, muy pocas personas tienen los números de artistas como Tracy Chapman, Sting o Lauryn Hill. Por otro lado, puedes preferir no samplear a Sting si quieres mantener la mayoría del crédito de la composición. El líder de The Police exigió –y obtuvo– el 100% de “I’ll Be Missing You” de Puff Daddy y el 85% de “Lucid Dreams” de Juice WRLD.

Recuerda que obtener la licencia puede cubrir sólo algunos usos. Asegúrate de obtener una licencia para “cualquier configuración de audio, en todo el mundo y en perpetuidad”.

Cómo probablemente has visto, obtener licencias es un campo minado. No es algo que debas tratar de hacer sin un abogado.

3. No olvides obtener permiso tanto de los compositores/editores como del artista/disquera

Necesitas contactar tanto al dueño de la grabación (el máster) y de la canción (la editora).

Necesitas contactar tanto al dueño de la grabación (el máster) y de la canción (la editora).

Cuando The Verve sampleó las cuerdas de el cover orquestal de “The Last Time” de The Rolling Stones hecho por Andrew Loog Oldham, obtuvieron los derechos para usar el sample de seis notas del dueño de la grabación, Decca Records — pero no del ex-manager de los Stones, Allen Klein, quien era dueño de los derechos de la canción.

Finalmente, The Verve tuvo que darle el 100% del crédito de composición a Mick Jagger y Keith Richards.

¿Qué habría pasado si hubieran negociado un trato antes de lanzar el disco?

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2019/08/HowSampleClearanceWorks_1200x627_permissio.jpg

4. Autorizando el paso a un hit

Los artistas inteligentes, como Eminem, no dejan nada a la suerte y se aseguran que todos los samples que usan tengan licencias.

Puedes no molestarte en obtener una licencia, pensando que es muy improbable que el artista al que sampleaste escuche tu track.

Es verdad, nadie se molesta en demandar por un track que tiene solo un centenar de streams. Pero, a la vez, en la industria se dice que donde hay un hit, hay un mandato.

Donde hay un hit, hay un mandato.

Así que si puede darte un consejo, es pedir permiso de la persona a la que copias antes de lanzar un disco.

Cómo aprendió The Verve, una vez un track es publicado, no tienes mucho poder en cuanto a las negociaciones. Antes del lanzamiento aún puedes amenazar con retirar el sample del track.

Sin embargo, para hacer el trabajar con samples más fácil—y mucho más barato— puedes simplemente suscribirte a LANDR Samples y obtener acceso a millones de samples libres de derechos de autor.

El bonus adicional es que no tienes que compartir los créditos de composición con los creadores de los samples—y eso significa más ganancias para ti.

Masterización y distribución ilimitadas, 1200 samples libres de derechos, más de 30 plugins y más. Obtén todo lo que LANDR tiene para ofrecer con LANDR Studio.

Camilo

Usualmente perdido entre beats selváticos de cumbia y ritmos latinos, el mundo del rock y el pop, guitarras eléctricas y delays. Responsable de la comunidad LANDR en español.

@Camilo

No te pierdas una publicación del Blog de LANDR

Publicaciones más recientes