LANDR BLOG

Inspiración

Cadence Weapon: Música colaborativa de espíritu independiente

Cadence Weapon: Música colaborativa de espíritu independiente

Cadence Weapon—AKA Rollie Pemberton—lleva más de una década al frente de la escena hip-hop experimental.

Ya sea publicando poemas o expandiendo las fronteras del beat-making y la creación, Cadence Weapon desafía las normas constantemente.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/01/Cadence-Weapon-2017-Mark-Sommerfeld-C-684x1024.jpg

Recuerdo la primera vez que escuché ”Black Hand” (de su disco Breaking Kayfabe, publicado en 2005 ). La producción me impresionó—una auténtica espiral de sonidos y colores desde la primera escucha. Su sonido pionero y su lucha por expandir fronteras continua en su reciente álbum álbum homónimo. Quedamos con él para hablar de colaboración y verdadera independencia. Lee la entrevista y descarga su pack de samples gratis en Wavy.Audio

¿Cómo fue el proceso detrás de tu disco homónimo?

Fue un proceso muy diferente de lo que suelo hacer. Normalmente creo mis propios beats—como en mis últimos tres discos, en los que lo produje yo todo.

Pero uno de los principales pilares de este álbum fue la colaboración. Quería que fuese un proceso menos solitario. Sentía que se trataba de algo que resultaba audible en mis publicaciones anteriores—como si se notara que se trataba de la mente de una personal, una sola expresión, bastante solitaria.

Esta vez, decidí ponerme en contacto con varias personas para la producción y las sesiones de estudio. Nos veíamos e intercambiábamos ideas. Por ejemplo, dos de los beats son de Jacques Greene—”The Host ” y “High Rise.” La idea era: “veámonos, hagamos una jam y veamos que pasa.” No es en absoluto mi proceso típico para crear música, y resultó muy divertido.

Hay muchos productores diferentes en este disco: Kaytranada, FrancisGotHeat… También conecté con Gibbs, un productor de Ottawa, con el que creé unas 20 canciones. ¡Nos entendimos muy bien! Solo hay dos en el álbum, Soju y Own This.

Otro motivo por el que decidí colaborar tanto en este disco—a parte de que mi música era tan solitaria anteriormente—fue que me di cuenta de algo en lo que nunca había pensado.

Cuando hago un álbum, produzco toda la música, escribo todas las letras, es mucho trabajo. A veces hasta hacía la mezcla yo mismo. Llegado a este punto, mi cerebro ya no podía ocuparse de todo. Así que cuando alguien me ayuda con la producción, puedo centrarme más en las letras. Y creo que es algo que se nota bastante en este disco—he pensado muchísimo en este asunto.

Uno de los principales pilares de este álbum es la colaboración. Quería que fuese un proceso menos solitario.

¿Te identificas con el concepto de músico independiente o DIY? ¿Qué opinas de este concepto hoy en día?

El concepto de artista independiente ha cambiado muchísimo en los últimos 10 años. No creo que el ‘indie’ siga existiendo, porque muy pocas compañías son realmente independientes. El sello con el que estoy actualmente es un sello independiente sobre el papel, eOne Music Canada. Pero también son una gran corporación. Así que existe una dualidad extraña.

Pero me sigo viendo como un artista independiente. Siempre me he considerado un músico experimental porque combino todas mis influencias más electrónicas con el rap. Siempre he pensado que era el único en hacerlo. Y creo que ahí yace la esencia de mi música. Esa libertad para experimentar es muy importante.

La independencia es uno de los temas que trato en el álbum—la confianza en uno mismo y el conocimiento. Se trata de cosas en las que he pensado mucho, además de en moverme de un lugar a otro. Todo esto se ha desarrollado a partir de mis experiencias con mi anterior sello y mi anterior mánager. Lidiaba con mucha gente que no trabajaba necesariamente con mi bien en mente. Así que todo esto va de volver a tomar el control de lo que hago. Creo que desde que lo hice, todo va mucho mejor. Tengo aún más poder de decisión sobre mi propia carrera. El álbum va un poco de eso.

Te dedicas a muchas cosas diferentes: eres rapero, pero también poeta, periodista, narrador, productor y DJ. En tu canción “Large”, hablas de lo difícil que resulta mantener este equilibrio. 

Hoy en día es una necesidad. Lo más importante es mirar al pasado, porque si no lo haces, estás condenando a cometer los mismos errores.

Cuando me fijo en el pasado de los raperos que escuchaba cuando era pequeño y que ya no están en activo, me doy cuenta de que se centraban en una sola cosa: “Voy a rapear, y voy a hacerlo así, y lo haré durante 20 años.” Y no se dedican a nada más. Nunca he querido ser así—aunque nunca ha sido realmente una decisión consciente. Siempre he tratado de ser creativo siguiendo mi instinto en cada momento.

Y eso me lleva a  vivir diferentes periodos creativos, en los que pienso “es el momento de escribir un álbum.” Así que dedico escribir un álbum. O escribir un libro de poesía. Creo que siempre seré así. Todo lo que hago tiene una cierta musicalidad.

Antes, los sellos marcaban las pautas. Ahora es al revés. Son incapaces de seguir mi ritmo.

Hoy en día, lo independiente ha ganado notoriedad. Internet ofrece la infraestructura perfecta. Ahora puedes sencillamente hacer música y subirla a SoundCloud. Que la persona adecuada te escuche es cuestión de suerte. Se trata de una democratización de la industria musical.

No creo que el ‘indie’ siga existiendo, porque muy pocas compañías son realmente independientes.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/01/Cadence-Weapon-2017-Mark-Sommerfeld-E-819x1024.jpg

Lo más importante es mirar al pasado, porque si no lo haces, estás condenando a cometer los mismos errores.

https://blog.landr.com/wp-content/uploads/2018/01/Cadence-Weapon-2017-Mark-Sommerfeld-D.jpg

Quería que fuese un álbum que puedes escuchar en tu casa. Puedes hacer otra cosa mientras lo escuchas.

¿Qué papel juega LANDR en el panorama que describes? ¿Por qué es útil para los artistas independientes en general?

Me encanta usar LANDR para probar mezclas cuando viajo. Me ofrece la oportunidad de experimentar con cómo sonará la versión final de una canción de una forma que antes me parecía impensable.

También me gusta la forma en que democratiza la masterización y la convierte en algo más mundano y accesible para los artistas jóvenes.

En una entrevista comentabas que publicar música de forma gratuita era la mejor forma de conseguir más público. ¿Sigues opinando lo mismo?

Creo que depende del tipo de música que hagas. Pero en general, me parece una buena mentalidad. Es algo que ves con ciertos artistas, como los raperos de SoundCloud como Lil Peep—inundan el mundo con toda su música y consiguen más fans de forma exponencial. Supongo que la idea es que si alguien no le gusta una canción, tal vez le guste la siguiente. Y le sigues ofreciendo oportunidades de que le guste tu música.

En el momento de mi carrera en el que me encuentro, sin embargo, me apetece más publicar discos físicos—disponibles en las tiendas. Mi nuevo disco va a salir en vinilo. Pero también pienso que con Spotify, la música es gratis. Si alguien desea escuchar mi disco, no tiene por qué pagar por él. Y creo de este modo es mucho mejor que antes: si alguien filtraba tu disco, era el fin del mundo—lo pero que podía ocurrir. Y nunca jamás ganabas nada de dinero por él.

Pero ahora con Spotify, todo es diferente. Y se trata de uno de los pocos puntos positivos de la era del streaming. La gente ya no descarga tu álbum en MP3 de forma ilegal. Es algo poco común hoy en día.

¿También coleccionas vinilos?

Me encantan los vinilos. Tengo muchísimos. Mi forma de ver los vinilos ha cambiado bastante. Antes coleccionaba mis singles favoritos para pincharlos como DJ. Ahora, escucho más vinilos en casa. Me gusta tener todos mis discos favoritos, y tenerlos en formato vinilo, para escucharlos cuando cocino. Eso es algo que influenció en cierto modo mi álbum: Quería que fuese un álbum que puedes escuchar en tu casa. Puedes hacer otra cosa mientras lo escuchas. Siempre pensé que la música que hacía era demasiado intensa y que tenías que concentrarte en ella. Esta vez, quiero que la gente pueda elegir.

¿Hay algún asunto que tenías en mente y que acabó apareciendo en alguna canción de tu álbum?

Hay varios temas que estaban muy presentes cuando escribí este álbum: la idea de confianza en uno mismo, la independencia y el conocimiento de uno mismo—ser capaz de conocerse a sí mismo. Creo que es algo que ocurre con la edad y he visto como todo el proceso ocurría en mi vida. Otro tema recurrente en la última parte del disco—las tres últimas canciones—es la ostentación y nuestra relación con las marcas y la tecnología. Me di cuenta de que estaba obsesionado con mi forma de actuar con las redes sociales y la tecnología. En la canción “Infinity Poop”, hablo sobre una vez que casi me caí por un precipicio mientras tomaba un selfie para mi historia de Instagram. ¡Habría sido vergonzoso morir así! También hay muchas reflexiones respecto a lo que llamo “política de la pista de baile”. La canción “System” habla de micro agresiones. Ya seas un hombre de color o una mujer, existen ciertas cosas que te pueden ocurrir a lo largo del día. Ir a un club debería ser una forma de deshacerse de ellas, y a veces no es así—incluso aunque eso sea lo que buscas yendo a un club. Me encanta pensar en todas estas cosas, rapear desde diferentes perspectivas, pensar en cómo se siente la gente.

No había sacado música desde 2012. ¡Es genial! Pero he estado muy ocupado todo este tiempo, siendo productivo y viviendo la vida. Como dice Andre 3000: “Eres tan funky como tu última canción”… ¡resulta muy placentero haber sacado algo nuevo!

Descarga un pack de samples gratis Cadence Weapon en nuestro servicio de samples gratis,  Wavy.audio. Sigue a Cadence Weapon en Facebook, Twitter, Instagram, SoundCloud y Spotify.